Mediació

Bioscopi

Talleres de animación documental para la creación de una película colectiva

Seres que evolucionan y coevolucionan

Esta actividad permite generar la evolución de un ser vivo imaginario mediante una herramienta de inteligencia artificial en línea. La web de Artbreeder deja combinar distintos genes de animales, vegetales y hongos para crear nuevas especies que serán el punto de partida de la actividad. Haréis evolucionar cada una de las creaciones modificando sus genes o combinándolas con otros seres. Con la ayuda de esta inteligencia artificial se generará una cadena evolutiva en múltiples iteraciones. La red neuronal de aprendizaje profundo (así se denomina a este tipo de inteligencias artificiales) que se utiliza en esta actividad ha aprendido a crear imágenes a partir de un conjunto inmenso de fotografías. 

En solitario o en pequeños grupos cooperativos

Recomendado a partir de 12 años.

Los vídeos que nos enviéis antes del 28 de noviembre formarán parte de la película colectiva que se proyectará el 19 de diciembre en el CCCB. ¡Venid a verla!

1

Prepara el material

  • Un ordenador, tableta o móvil con conexión a internet.
  • Aplicación en línea Artbreeder (https://artbreeder.com), que permite crear imágenes mediante la inteligencia artificial (llamada también red neuronal).

¡Ayuda!

Encontraréis más información sobre el funcionamiento de Artbreeder en videotutoriales incluidos en los distintos pasos de la actividad. 

¡Atención!

La herramienta es gratuita, pero hay que acceder a ella mediante el login de Google o creando una cuenta de usuario. Para ello, solamente hacen falta una dirección de correo y un usuario. Los términos y condiciones de la herramienta se pueden encontrar aquí, e indican que hay que ser mayor de 13 años.

¡Atención!

La herramienta está únicamente en inglés.

2

Algunas ideas para empezar

La vida es cambio y evolución. Los hijos no somos iguales que los padres. Lo mismo sucede con las plantas y el resto de organismos. Estas ligeras diferencias son el producto de la variabilidad genética, lo cual es esencial para la evolución de las especies. 

La variabilidad genética puede tener muchas causas, desde la reproducción sexual que permite recombinar el material genético de los progenitores hasta la aparición de mutaciones que generan nuevas variaciones de unos genes. La mayoría de estas pequeñas diferencias no tienen un impacto evidente, pero hay diferencias que sí son importantes porque condicionan la supervivencia del organismo. La selección natural actúa sobre esas diferencias, “seleccionando” aquellas variantes que son más eficaces para sobrevivir y reproducirse. La selección natural es el principal mecanismo de la evolución. 

Pero, ¿qué es la selección natural? La selección natural es el ecosistema, el ambiente en el que vive un organismo y las especies con las que interacciona. Por ejemplo, en el Ártico el blanco persigue al blanco sobre un paisaje blanco. Si en este paisaje un zorro lleva una mutación que le hace ser marrón, le será mucho más difícil conseguir comida. El blanco es la selección natural: hace que tengan más posibilidades de sobrevivir los animales blancos y que este sea el color dominante. Así pues, la selección natural guía la evolución de las especies, depende del ambiente y cambia con el tiempo, porque las circunstancias cambian. 

En el proceso evolutivo no hay ningún objetivo ni voluntad por parte de los organismos: no pueden guiar la evolución hacia donde quieren, sino que la selección natural, los ecosistemas, los empujan en una dirección u otra según las circunstancias. No hay ningún plan. El mundo puede cambiar de repente y la vida se adaptará y evolucionará en la nueva dirección. 

3

Ahora, ¡miremos películas!

Podéis inspiraros mirando los distintos proyectos artísticos para descubrir como la animación tiene la capacidad de representar todo el universo conocido y imaginado transformando cualquier cosa a través de su movimiento. También nos ayudarán a entender cómo funciona una inteligencia artificial. 

Espais latents, Estampa, 2018

Este proyecto se ha realizado mediante el mismo tipo de redes neuronales de generación de imágenes que se utiliza en esta actividad. El vídeo es un ejemplo de los resultados que generan este tipo de tecnologías. El mundo de las ciencias naturales ha sido uno de los saberes donde más se ha desarrollado el concepto de taxonomía, es decir, de la clasificación de los objetos del saber– y donde las imágenes sirven como ilustraciones ideales de cada categoría clasificatoria (una mariposa o un escarabajo ideal). El espacio latente que genera la inteligencia artificial crea todas estas imágenes y rellena los huecos entre las categorías. El resultado es una amalgama de formas y colores, de animales que evolucionan y se hibridan. Se trata de un juego genético y gráfico de imaginación entomóloga –es decir, del estudio de los insectos.

Tres flors obrint-se en diferent estadis, MOSAIC VIRUS Anna Ridler, 2019

Mosaic Virus, Anna Ridler, 2019

Mosaic Virus es una videoinstalación de tres pantallas con imágenes de tulipanes generadas con un tipo de inteligencia artificial. Para lograr este muestrario de tulipanes “inexistentes” (ya que no existen ni han existido en la vida real), la artista ha tenido que proporcionar a la máquina un dataset específico de imágenes (un corpus de imágenes similares), es decir, una gran cantidad de ejemplos de fotografías de tulipanes. El dataset con el que se ha entrenado a la red que se utiliza en esta actividad para generar los seres sigue el mismo procedimiento. Con este entrenamiento, Ridler consigue mezclar las características de todas las fotografías de tulipanes utilizadas y generar otras nuevas y diferentes.

4

Imaginemos nuestro microorganismo

Se trata de crear una nueva especie animal y hacerla evolucionar para que sobreviva a su entorno. ¿Qué posibles condicionantes pueden determinar su evolución?

Esta actividad nace con la voluntad de responder de forma imaginativa y no antropocéntrica a la pregunta: ¿cuál será la evolución de las formas de vida futuras? La respuesta la generaréis a través de una web existente para poder trabajar con un tipo de inteligencia artificial. El resultado, por tanto, será una combinación de vuestras decisiones, pero también de la capacidad de esta máquina para crear de forma autónoma sus asociaciones, como si fueran mutaciones naturales sobre las que no tenéis control. Vosotros representaréis la selección natural que va guiando la evolución de los seres.

Crearéis vuestra especie fusionando los genes de distintos seres vivos. Utilizaréis la intuición y la imaginación para guiar la evolución de la especie, pero también será interesante que os planteéis las siguientes preguntas: 

  • ¿Cómo es al principio vuestro organismo?
  • ¿En qué entorno vive? 
  • ¿Cómo se mueve?
  • ¿Cómo se alimenta? ¿Es depredador o presa?

A partir de esta primera creación iréis haciendo evolucionar vuestra especie. Para poder decidir hacia dónde evolucionan los seres que habéis generado, se han preparado una serie de tarjetas con detonantes que funcionarán como condicionantes naturales que afectarán, de un modo u otro, a vuestro ser vivo. Para preservar su continuidad, este deberá evolucionar. Cada mutación dará respuesta a un detonante que pondrá a prueba vuestra toma de decisiones en el nuevo diseño de la especie. Algunos de estos detonantes tienen una estrecha relación con el cambio climático. 

Cada detonante debe haceros pensar qué estrategias desplegáis para hacer evolucionar la especie y darle continuidad. Por ejemplo: si aparece un nuevo depredador dentro de su medio, ¿cómo puede sobrevivir? ¿Podéis plantearos un cambio de medio a otro donde el depredador no tenga acceso? ¿Podéis desarrollar un mecanismo de defensa que combata al nuevo enemigo?

¡Atención!

La categorización y agrupación de las especies de la herramienta no sigue siempre las taxonomías científicas. Por ejemplo, tiene la supercategoría “fish” (‘pez’), en la que se incluyen las estrellas de mar, que no son peces.

 

5

Generemos imágenes

PASO 1. Descubrimos la herramienta y creamos el primer animal

Tutorial:

Accede al programa en línea Artbreeder y, una vez dentro, haced clic en el botón “Start”. Os pedirá entrar mediante el login de Google o con una cuenta de usuario. En caso de tener que crear una cuenta de usuario, os pedirá el nombre de usuario, un correo electrónico y la contraseña. Cada participante o grupo de participantes deberá crearse su propia cuenta o entrar con una cuenta de Google.

Es recomendable que primero os familiaricéis con el programa y sus posibilidades. La aplicación es relativamente sencilla pero requiere un periodo de aprendizaje.

Utilizad la opción “Create” (arriba a la derecha), después la opción “General” y, finalmente, “Compose” para generar un nuevo ser vivo a partir de sus genes. Iréis definiendo vuestro ser vivo ajustando los parámetros, y guardaréis la imagen que más os guste.

Para poder decidir cómo será vuestro nuevo ser vivo, podéis preguntaros:

  • ¿Qué tipo de ser es?
  • ¿En qué entorno debe sobrevivir?
  • Durante la evolución, ¿pasa de un entorno a otro?
  • ¿De qué se alimenta? ¿Es depredador o presa?
  • ¿Con qué otros seres convive?

En caso de que la actividad se haga por grupos, uno de los participantes será el que inicialmente use la herramienta, y pueden ser los demás compañeros quienes formulen estas preguntas.

Una vez creado el ser, le asignaréis una etiqueta (p. ej., #BioscopioCCCB_3rA_IESMariaVives) para que los compañeros puedan encontrar los seres creados en la actividad. También podéis asignar la etiqueta #BioscopioCCCB para hacer difusión de todo ello y que puedan encontrarlo otros participantes fuera de esta actividad.

PASO 2. Compartid y cread la cadena evolutiva

Una vez tengáis los primeros “seres vivos”, se trata de elaborar su evolución.

¡Ayuda!

Para encontrar los seres que han hecho vuestros compañeros podéis buscar la etiqueta asignada en el primer paso o, en caso de que la actividad se haga en grupos, se puede cambiar la persona que usa la herramienta y que otro compañero haga evolucionar el ser creado por el primer participante.

¡Ayuda!

Para hacer evolucionar vuestro ser, necesitaréis unas tarjetas de detonantes.

Preparad las tarjetas de detonantes, que funcionarán como condicionantes naturales y afectarán, de un modo u otro, a vuestro ser vivo. Al azar, elegid tantas como miembros tenga vuestro grupo o iteraciones de la evolución queráis realizar. Imprimidlas o escribidlas en un papel para tenerlas a mano.

Elegid, también al azar, la primera tarjeta que utilizaréis para iniciar el proceso de evolución. Este detonante debe haceros pensar qué estrategias podéis desplegar para hacer evolucionar la especie y darle continuidad. Podéis pensar:

  • ¿Cómo afectan estos cambios a vuestro ser?
  • ¿Hacia dónde lo hacen evolucionar?
  • ¿Qué nueva forma adopta?
  • ¿Cambia de colores?
  • ¿Cambia su interacción con otros seres?

Y, para guiar la evolución, pensad en otros animales, plantas u hongos que tengan las características necesarias para que el ser se adapte a este cambio, y utilizad sus genes.

Una vez hayáis reflexionado y tomado vuestras decisiones, modificaréis sus genes en la web para obtener una evolución del ser a partir del primero.

Una vez evolucionado el ser, le asignaréis las etiquetas tal como habéis hecho en el primer paso.

Passos de l'evolució

Repetid este paso tantas veces como miembros tenga el grupo, o en función del tiempo con el que contéis.

PASO 3. Haced un vídeo

Una vez tengáis los seres creados y evolucionados, podéis hacer un vídeo de transición entre ellos.

Empezaréis la creación del vídeo accediendo a la opción “Create”, después seleccionaréis la opción “General” y, finalmente, “Animate”.

Escogeréis qué seres queréis que formen parte del vídeo:

  • En caso de hacerlo por grupos, lo más recomendable es escoger las distintas iteraciones de la evolución del ser que habéis creado y hecho evolucionar para poder generar un vídeo de todo el proceso.
  • En caso de hacerlo individualmente, podéis elegir los distintos seres que formen parte de la evolución de algún ser que hayáis creado o un conjunto de seres de los creados por los otros participantes de Bioscopio. Podéis buscar en la web con la etiqueta #BioscopioCCCB.

Una vez escogidos, los pondréis en el orden de evolución. Volveréis a poner el primer ser al final de la animación para que pueda funcionar en loop y configuraréis los parámetros de la animación.

Esquema sobre com posar en ordre l'evolució de l'ésser

Haced clic en el botón “Generate”.

Una vez generado el vídeo, recibiréis un correo con un enlace donde poder descargarlo. Igualmente, lo encontraréis dentro de la herramienta, en el apartado “Video downloads” del menú principal.

¡Atención!

Debido al procesamiento que requiere esta herramienta, el vídeo no se genera inmediatamente, sino que puede tardar minutos u horas.

¡Atención!

La herramienta tiene una limitación, en cuanto a la duración de los vídeos generados, en número de fotogramas. Con la configuración predeterminada permite hacer un vídeo con 12 seres (más el primero repetido). La limitación es mensual.

6

Enviémoslo

A través de este formulario, enviadnos vuestras animaciones para que formen parte de un catálogo de seres imaginarios que haremos entre todos. El formulario os pedirá un título: en este campo podéis intentar resumir, en pocas palabras, los retos y las consiguientes evoluciones que habéis ido diseñando. 

Envía

7

Y, al final, ¿qué hemos aprendido?

Podéis ver todos los seres creados durante la actividad buscándolos por la etiqueta utilizada, y ver su evolución. ¿Podemos intuir y justificar los cambios que ha experimentado esta especie inventada a lo largo de la evolución? ¿Qué detonantes la han condicionado? ¿Cómo han afectado esos cambios al ser? ¿Qué formas ha adoptado? ¿Ha cambiado de colores? ¿Como ha sido la interacción con los otros seres?

También es interesante reflexionar sobre el papel que ha tenido en el proceso la inteligencia artificial. Así, los resultados que se han obtenido responden, en parte, a las decisiones que habéis tomado, pero también al comportamiento de la herramienta. Al surgir este comportamiento durante el entrenamiento sin vuestra intervención, no podéis conocer ni controlar su funcionamiento. Por lo tanto, ¿creéis que la herramienta es coautora de las imágenes? Ahora que cada vez se usa más la inteligencia artificial, ¿qué pensáis del hecho de que se tomen decisiones de forma autónoma y sin que nosotros tengamos todo el control?

Por último, podéis visualizar los vídeos y ver cómo ha creado también la herramienta todos los seres intermedios entre las distintas evoluciones.

Otras modalidades

Los vídeos que nos enviéis antes del 28 de noviembre formarán parte de la película colectiva que se proyectará el 19 de diciembre en el CCCB. ¡Venid a verla!

Tornar a dalt