Mediació

Bioscopi

Talleres de animación documental para la creación de una película colectiva

Seres microscópicos

Esta actividad permite crear una animación de un ser microscópico que vive en un medio acuoso. Imaginaos que estáis en un laboratorio, mirando a través de un microscopio y preguntándoos qué le hace falta a ese pequeño ser para poder sobrevivir en su medio.

En solitario o en pequeños grupos cooperativos.

Recomendado a partir de 6 años.

Los vídeos que nos enviéis antes del 10 de noviembre formarán parte de la película colectiva que se proyectará el 21 de noviembre en el CCCB

1

Prepara el material

Para la creación del ser microscópico:

  • Plastilina de distintos colores
  • Un hilo de nailon
  • Lápices y rotuladores
  • Hoja o cartulina de color liso de tamaño, como mínimo, DIN A4
  • Un dispositivo móvil (móvil, tableta o similar) con cámara, equipado con la aplicación Stop Motion Studio (disponible para Android e iOS)

Para el set de captura:

  • Un teléfono móvil con cámara y con la app Stop Motion Studio instalada (disponible para Android e iOS)
  • Una caja de cartón (tipo zapatos)
  • Un colgador
  • Una lámpara pequeña
  • Cinta adhesiva de pintor

2

Algunas ideas para empezar

¿Sabías que estamos rodeados de seres diminutos que no podemos ver a simple vista? Todo nuestro entorno está lleno de bacterias y otros seres microscópicos. Unos de los más importantes son los que denominamos plancton, que habitan en las aguas de nuestros mares y lagos. Son un universo entero de seres y todos ellos presentan formas corporales muy diversas que responden a las necesidades del medio en el que viven. Hay dos tipos de plancton: el fitoplancton y el zooplancton. 

El fitoplancton, por ejemplo, depende directamente de la energía del sol para realizar la fotosíntesis, y por tanto los organismos que forman parte de él tienen una serie de estructuras que evitan que caigan al fondo del mar, donde no llega la luz del sol. algunos tienen gotitas de grasa en su interior que actúan como flotadores; otros aumentan su superficie con pinchos y extensiones laterales, que actúan como una pequeña vela. Todos se mueven de manera pasiva, flotan y se dejan llevar por las corrientes.

El zooplancton es distinto: sus organismos se mueven activamente. Los animales que forman parte de él necesitan estructuras que les permitan un movimiento activo para buscar comida. Muchos se alimentan del fitoplancton, chupándolo con bocas como ventosas; otros capturan a otros animales con sus tentáculos, como las medusas. Los pequeños crustáceos cazan con sus mandíbulas y tienen grandes antenas y ojos para detectar a otros animales.

Los organismos del plancton sustentan la vida. Por un lado, son la base alimentaria de muchos otros seres vivos; por otro lado, regulan los ciclos biogeoquímicos del mar, y tienen incluso la capacidad de regular el clima en las costas y los mares. Además, pueden ser nuestros aliados para reducir los efectos del calentamiento global, ya que pueden ayudarnos a mejorar la calidad del sol.

3

Ahora, ¡miremos películas!

Podéis inspiraros mirando estos clips para descubrir como la animación tiene la capacidad de representar todo el universo conocido e imaginado transformando cualquier cosa a través de su movimiento.

Dream Diary, Steffie Yee, 2014
tota la peça (0:25 min)

Esta pieza de animación crea una colección de imágenes basadas en los sueños de la realizadora. Es un perfecto ejemplo de animación hecha exclusivamente por estratificación de plastilina, y es una manera de entender e imaginar cómo funciona la técnica que se utiliza para esta actividad. Este recurso permite crear una forma viva, llena de colores y en continua transformación.

Micro Macro, Encyclopedia Pictura, 2011
desde el minuto 0:11 hasta el 1:12

El film muestra que puede representarse todo el universo conocido, de un átomo a una galaxia, tan solo buscando en la cocina algunos alimentos y transformándolos a partir del movimiento. Esta es la principal propiedad de la animación stop-motion, la capacidad de transformar cualquier cosa a partir del movimiento.

4

Imaginemos nuestro microorganismo

Se trata de crear un ser microscópico. ¿Qué características debe tener para poder sobrevivir?

Para imaginar cómo puede ser este ser microscópico, es importante que procuréis haceros las mismas preguntas que se haría una bióloga. Imaginaos que la cámara de vuestro dispositivo móvil o tableta es el visor de vuestro microscopio y que estudiáis las características morfológicas de ese ser. 

  • ¿Cómo se alimenta? (¿Hace la fotosíntesis y necesita la luz del sol, o es un animal que se alimenta de otros? Si es un animal, ¿qué tipo de estructura tiene para alimentarse? ¿Tentáculos como las medusas, patitas y mandíbulas como los copépodos, pinzas y mandíbulas como los cangrejos, ventosas para tragarse a otros organismos?)
  • ¿Cómo se desplaza? (¿Va a la deriva y solo flota, o se mueve activamente? ¿Puede propulsarse como las medusas, o con la ayuda de cilios alrededor del cuerpo, flagelos, plumeros para flotar, patitas para nadar o aletas?)
  • ¿Cómo se comunica? (¿Con ojos, antenas, pelos?)

Todas estas preguntas os ayudarán a decidir cómo será el ser que estáis buscando.

Antes de empezar a elaborar el ser, haced algunos bocetos de referencia hasta encontrar una forma sugerente.

¡Atención!

Estos bocetos no formarán parte de la pieza final, pero os servirán para haceros una idea más clara de cómo puede ser vuestro ser microscópico.

5

Démosle forma

Tutorial

PASO 1. La forma

Para hacer la forma de vuestro ser microscópico, deberéis seguir los siguientes pasos:

Haced churros de plastilina de distintos colores, de aproximadamente 50 o 60 centímetros.

Juntad los distintos churros en uno solo, presionadlos y mezcladlos a vuestro gusto (trenzándolos entre ellos o simplemente mezclándolos, por ejemplo). Esta nueva pieza de plastilina debe medir aproximadamente 20 centímetros de largo y unos 5 centímetros de diámetro.

Ahora, con hilo de nailon, cortad el churro en láminas de medio centímetro de espesor como mínimo (entre 20 y 30 láminas). 

Instruccions del pas 1

PASO 2. Las extremidades

Colocad la primera lámina de plastilina en medio de la cartulina y dibujad las extremidades alrededor del cuerpo. 

Para decidir qué capacidades tiene el ser que estáis creando, podéis repasar los bocetos que habéis hecho anteriormente o recordar las preguntas que hemos planteado al inicio.

PASO 3. La clasificación

Una vez que tengáis creada vuestra criatura, continuad vuestra labor de biólogas, clasificando esta nueva especie. 

Definid la característica más distintiva de vuestro ser. En una frase muy sintética podéis explicar si es un animal, una planta o un microorganismo y su principal característica: si tiene una boca muy grande para poder comer mejor, si tiene unos tentáculos que le permiten nadar muy rápido…

Inventad un nombre. Denominaréis al ser inventado con un nombre compuesto. Este nombre compuesto será una suma de adjetivos falsamente declinados en latín. Los adjetivos pueden hacer referencia tanto a sus características formales como a sus capacidades. Por ejemplo: Coloridus tentaculus rapidissimus vulgaris.

¡Atención!

El nombre inventado de vuestro ser microscópico se necesitará en el formulario de envío de la pieza final.

PASO 4. La captura

Primero de todo, construid el set.

¡Ayuda!

Aquí encontraréis cómo construir un set de captura.

¡Atención!

Es importante que la grabación sea en formato horizontal.

Con el set instalado, habrá que fotografiar, con la aplicación Stop Motion Studio (en el móvil o la tableta), las láminas de plastilina una a una para montar la animación. Procurad colocarlas siempre en la misma posición, en medio de la cartulina y con las extremidades dibujadas alrededor, bien visibles.

Una vez fotografiadas todas las láminas, hay que hacer un loop copiando y pegando los fotogramas tal como se indica en el videotutorial.

¡Ayuda!

Aquí encontraréis el tutorial de uso de la app.

¡Atención!

Es importante que se vean bien las extremidades dibujadas sobre la cartulina y que la posición de las distintas láminas de plastilina sea siempre la misma. La app Stop Motion Studio tiene una opción que permite ver la imagen anterior superpuesta para tener una referencia.

6

Grabemos los sonidos

Ahora, imaginad qué sonidos puede emitir vuestro ser microscópico e intentad recrearlos con la voz. Para ayudaros, podéis pensar en:

  • Recrear alguna acción que hace este organismo: comer, respirar, desplazarse, comunicarse con otras especies.
  • Imaginar qué sonidos oye en su medio: el agua de un mar o lago, el sonido de plantas acuáticas moviéndose, el sonido de las olas. 

Las asociaciones creadas por la imagen y el sonido pueden ser asombrosas. Experimentad con los sonidos que podéis hacer con la boca y seguramente descubriréis nuevas posibilidades.

Podéis grabar directamente el sonido con la aplicación Stop Motion Studio. 

¡Atención!

Es importante que la creación de la banda sonora sea de cosecha propia, hecha con vuestras voces. ¡No tiene que ser un relato, sino sonidos ambientales o sonidos hipotéticos de vuestros seres!

7

Enviémoslo

A través de este formulario, enviadnos vuestras animaciones para que formen parte de un catálogo de seres imaginarios que haremos entre todos. El formulario os pedirá un título: en este campo tendréis que escribir el nombre de vuestro ser.

Envía

8

Y, al final, ¿qué hemos aprendido?

Podéis compartir con compañeros, amigos o familiares vuestras animaciones y reflexionar de forma conjunta sobre las formas de vida generadas. Podéis utilizar las mismas preguntas que os han guiado en la creación de este ser. Intentar averiguar el motivo por el que otra persona ha dibujado una u otra extremidad puede servir para descubrir y otorgar nuevas capacidades a los organismos que habéis creado. 

Altres modalitats

Los vídeos que nos enviéis antes del 10 de noviembre formarán parte de la película colectiva que se proyectará el 21 de noviembre en el CCCB

Tornar a dalt